Se estudia el español de la región de la montaña, donde particularmente se habla en algunas comunidades en situación bilingüe, con hablantes de náhuatl, mixteco y tlapaneco. Resulta interesante el estudio de esta zona porque los lingüistas creen que se trata de una zona con influencia del altiplano oaxaqueño. Es por eso que el  objetivo es conocer las peculiaridades regionales del español de Guerrero, así como establecer las regiones y fronteras de las variantes dialectales de la misma lengua. En esta fase se trabaja la montaña guerrerense.

Erasto Antúnez Reyes